Beneficios de un ecommerce frente a un marketplace - Kit Digital Cosmomedia

Beneficios de un ecommerce frente a un marketplace

Si, como empresa te planteas dar el salto al comercio online, Internet te brinda múltiples posibilidades, pero las principales constituyen la venta a través de tu propia página web o a través de uno de los marketplace disponibles en el mercado digital. ¿Qué solución pueden adoptar las pymes? ¿marketplace o ecommerce? ¿qué es mejor? Veamos sus ventajas e inconvenientes.

Kit Digital Formulario Cosmomedia

¡GESTIONAMOS GRATIS TU KIT DIGITAL!

¿Qué es un marketplace y cómo funciona?

Los marketplaces son plataformas digitales, donde diferentes anunciantes pueden vender sus productos, en el mismo espacio online.

La plataforma funciona como web o en app móvil, facilitando a los vendedores la adquisión de productos y servicios de diferentes vendedores.

Existen marketplace "On demand" que actúan bajo demanda del comprador, como Just eat o Deliveroo, otros "Managed" globales, como Amazon, Aliexpress o nacionales, como El Corte Inglés. Por último, también hay marketplaces que son sectoriales, como Zalando o PC Componentes y de "Community-driven", donde compradores y vendedores cuentan con mayor libertad para gestionar todo el proceso, como Vinted o eBay.

Inconvenientes de vender en un Marketplace

Un marketplace te permite disponer de una plataforma externa, donde vender, pero también tiene otra serie de inconvenientes, como por ejemplo:

1. Depender de una empresa externa para poder vender

Al contar con una plataforma privada intermediaria, debes ajustarte a sus criterios de funcionamiento, que incluyen medidas de logística, como la empresa de transporte, los plazos de envío y devolución.

2. El marketplace se lleva comisión de venta

Normalmente, todas estas plataformas operan con un porcentaje de beneficios sobre cada producto que los compradores venden en su plataforma. Es decir, debes contar con ese margen, para establecer el precio de tu catálogo de referencias.

3. Tienes que seguir criterios técnicos y estéticos

Si quieres vender en un marketplace, debes ajustar el tamaño de las fotos, ciñéndote a las exigencias que la plataforma te impone. De igual manera, debes rellenar los campos obligatorios y configurar el artículo bajo unas características muy concretas.

4. Los clientes no son tuyos, pertenecen al marketplace

Al estar en una plataforma externa, los clientes que te compran le "pertenecen" a dicha plataforma. Dicho de otra manera, no controlas sus datos, su hístorico de compras, preferencia de artículos, ticket medio, etc. Esa información la maneja el marketplace para su propio beneficio.

Además, al no disponer de la base de datos de tus clientes, tampoco puedes exportarlos hacia tu propio CRM, para trabajar acciones comerciales más específicas.

5. Compites directamente con tu competencia

Estás en la misma plaza del mercado, con el mismo puesto y, por lo tanto, la diferenciación bajo los mismos artículos sólo puedes establecerla bajando precios.

 

¿Invertir el Kit Digital en Comercio electrónico o en la solución Marketplace?

 

Kit Digital Marketplace - Comercio electrónico

 

Además, si lo que quieres es invertir el Kit Digital en la Solución Marketplace, este servicio incluye sólo el alta de 10 referencias, es decir, 10 artículos. Con la solución de Comercio electrónico, tendrás muchas más referencias, junto con la posibilidad de ampliarlas, gracias al acceso autogestionable del que dispones.

Por lo tanto, un marketplace te permite anunciarte en una plataforma más potente, pero también más compleja, estricta y competitiva, que contar con tu propio ecommerce, donde gestionas la venta online de forma más personalizada.

 

¿QUIERES VENDER POR INTERNET CON EL KIT DIGITAL?


TRAMITAMOS TU SOLICITUD GRATIS


 

Marketplace Kit Digital o Comercio electrónico

 

Beneficios que te aporta tu propio ecommerce

1. Tú controlas todo el proceso de venta

Asumiendo una serie de requisitos técnicos necesarios en la configuración de la venta online. En tu propia web puedes personalizar la forma en la que vendes tus productos, configurando aspectos clave, como por ejemplo la agrupación de productos, los artículos relacionados, descuentos por lote, etc.

2. Tienes las fotos y descripciones que quieras

Al no seguir los parámetros indicados en el marketplace, tienes mayor libertad creativa a la hora de fotografiar los productos y describirlos en su ficha online. Algunos marketplace te obligan a contar con fotos de estudio o a imágenes de la propia marca que comercialices, sujetas a licencia de uso. En tu propio ecommerce tú decides cómo mostrar tus productos.

3. Puedes decidir tu propia estrategia de marketing digital

¿Quieres promocionarte con contenidos de valor, optimizado con palabras clave? Lo puedes crear y vincular en el mismo espacio, generando links internos y externos, backlinks que refuercen tu posicionamiento en Google.

Puedes decidir agrupar los productos atendiendo a las fechas más importantes del Calendario de marketing anual: Black Friday, Navidad, Día de la Madre... generando una página de aterrizaje para ese día señalado.

4. No dependes de ninguna plataforma externa para vender

Si bien, es cierto que todas las páginas web cuentan con un gestor de contenidos, que es una plataforma con las que puedes acceder a tu web para cambiarla, el acceso autogestionable lo tienes únicamente tú y, en todo caso, la empresa que gestione tu web.

5. No pagas comisiones de venta ni porcentajes por cada compra

Todo el beneficio que saques de tu tienda online va a parar de forma integral a tu bolsillo. Debes asumir, eso sí, la inversión que supone crear tu web y mantenerla, pero el gasto puede ser infinítamente menor al porcentaje que muchos marketplace se llevan, sobre todo si vendes mucho y durante más tiempo.

6. Tus clientes son sólo tuyos

Es decir, la base de datos de tus clientes la manejas tú, pudiendo exportar los datos para trabajarlos en otras plataformas digitales. En tu ecommerce puedes agilizar el proceso de venta, incorporando la compra como invitado, sin registrarse o facilitar al cliente la opción de un área específica, donde consultar el histórico de pedidos. Todos esos datos son útiles para tu negocio, porque permiten tomar decisiones empresariales, sobre qué artículos vender y a qué usuarios. Por ejemplo, puedes programar campañas de email marketing segmentadas según los intereses de compra de tus clientes.

7. Trabajar en tu propia web te ayuda a construir tu presencia digital

Si inviertes en tu propio ecommerce, estás haciéndolo en tu propio negocio, independiente del marketplace que esté de moda en cada momento. Si generas autoridad digital y tu web alcanza un óptimo posicionamiento, estarás escalando posiciones en Internet, frente a tus competidores. Invertir en tu propia web es hacerlo en tu propio escaparate digital.

¿Marketplace o Ecommerce? Las grandes marcas están presentes en múltiples plataformas, con diferentes canales de venta online, pero si eres una pyme que quiere iniciar su camino hacia el comercio online, te recomendamos que apuestes por un ecommerce propio, autogestionable, con el que trabajar una estrategia personalizada de marketing digital, que incluya contenido de valor, segmentación de productos y campañas promocionales, los días más importantes del año. De esta manera, tendrás un espacio con el que poder trabajar a corto, medio y largo plazo sobre tu negocio digital.

 

Agente Digitalizador Kit Digital - Formulario Cosmomedia

Da el primer paso. Accede al Programa Kit Digital

Rellena ahora el formulario y da los primeros pasos para impulsar tu negocio con el Programa Kit Digital.

Accede al kit digital

Nos pondremos en contacto contigo para informarte.

Condiciones legales

Cosmomedia, en los medios de comunicación