La mayor parte de los usuarios de banca online y comercio electrónico sigue buenas prácticas de seguridad

La mayor parte de los usuarios de banca online y comercio electrónico sigue buenas prácticas de seguridad

cosmomedia

La confianza con el usuario de compra es muy importante

La confianza con el usuario de compra es muy importante a la hora de crear un sistema de comercio electrónico funcional y rentable. Según el último estudio del ONTSI, en el ámbito de la banca en línea y comercio electrónico, la mayor parte de los usuarios, siempre en un porcentaje superior al 73%, sigue buenas prácticas de cómo cerrar la sesión al terminar, vigilar periódicamente los movimientos de la cuenta bancaria online, evitar usar equipos públicos o compartidos… Sólo el 40,1% de los usuarios de banca en Internet utilizan tarjetas monedero o de prepago. Destaca también el hecho de que el 88,1% de los internautas con acceso frecuente a Internet posee un smartphone.

 

Cosmomedia | Valladolid

El estudio ha sido elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), ambos dependientes de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI). La confianza que los usuarios depositan en Internet es elevada: un 45,3% confía mucho o bastante en la Red mientras que solo un 1,4% desconfía totalmente de Internet. Así, casi la mitad de los encuestados (46,2%) juzga Internet como más seguro cada día y un 72,3% estima que su ordenador está razonablemente protegido.

Para operaciones bancarias o de compra-venta, a los usuarios les da más confianza el trato personal que realizar estas acciones a través de la Red. La diferencia más notable –de casi 18 puntos porcentuales– se halla entre aquellos usuarios que confían en realizar operaciones bancarias en la sucursal (56%) y los que confían en efectuarlas online (38,2%).

La operación que menos confianza genera entre los entrevistados es el pago a través de Internet utilizando la tarjeta de crédito/débito (33,4% de la población). El 44% de los usuarios tiene poca confianza o ninguna a la hora de facilitar sus datos personales mediante un e-mail o mensajería instantánea. La mayor tasa de confianza se presenta al facilitar datos en un organismo público físico (46,4%), o bien en portales de organismos públicos (41,2%).

Respecto al papel que ejerce la Administración en la seguridad de Internet, un 80,2% los usuarios considera que ésta debería tener una mayor implicación con medidas como el desarrollo de herramientas de seguridad gratuitas (22,2%) y la reforma legislativa para los delitos de Internet (19,5%). En opinión del 32,9%, la responsabilidad en relación con la seguridad recae sobre las administraciones públicas.

El 48% de los usuarios ha sufrido intentos de fraude online

Respecto a las consecuencias de los incidentes de seguridad, hay que destacar que el 48% ha sufrido alguna vez un intento de fraude online. Éste, en el 27% de las ocasiones, tenía forma de comercio electrónico o de loterías, casinos y juegos online. En general, la estrategia que se sigue en este tipo de fraudes es moverse en cifras monetarias bajas, con el objetivo de evitar la consideración de delito según el código penal. Así el 65,5% de los fraudes online y el 79,5% de los telefónicos estafaron menos de 100 euros.

Entre los usuarios que han sufrido alguna incidencia de seguridad, casi un tercio (30,5%) modifica sus hábitos. Las medidas más populares son el cambio de contraseñas y la actualización de las herramientas ya instaladas. Las incidencias que en general promueven a los usuarios a cambiar contraseñas son la intrusión wifi y la suplantación de identidad.

El spam, incidencia más extendida entre el fraude online, es la que menos empuja a los usuarios a modificar su comportamiento en la red. Además, el 42,3% de los internautas piensa que pueden resolver por sí mismos los problemas de seguridad que puedan surgir al navegar por Internet.

 


LABOR SOCIAL

TE LLAMAMOS

Condiciones legales